¿Cómo preparo una oposición? Consejos para elegir bien y preparar unas oposiciones con éxito

Si eres de los que te enfrentas por primera vez a una convocatoria de empleo público, como tantos otros, las primeras preguntas que te vienen a la cabeza son: ¿Cómo preparo una oposición? ¿Por dónde empiezo? ¿Qué debo saber? ¿Qué es lo primero que hago? Como bien indica el título de este artículo, te vamos a dar unos consejos para elegir bien y preparar unas oposiciones con éxito.

A continuación te damos unos sencillos consejos para elegir bien el tipo de oposición que más te conviene. Lo más importante a la hora de preparar unas oposiciones es saber elegir bien. Primero debes preguntarte qué quieres hacer, a qué te quieres dedicar y ver las posibilidades que te ofrece la administración pública. Debes ser realista con tus expectativas y elegir una oposición para la que estés capacitado (básicamente ver si cumples o no requisitos) y valorar los pros y contras de tu decisión. En ocasiones tendrás varias alternativas. Estúdialas bien. Es una decisión muy importante.

A continuación te damos algunos consejos para ayudarte en esta difícil decisión sobre qué tipo de oposición preparar:

¿Estoy preparado para meterme en unas oposiciones?

Aprobar unas oposiciones tiene que ser una meta a lograr en medio-largo plazo. Nadie ha dicho que esto sea fácil. Si alguien te dice que con «su método» vas a aprobar en «X» tiempo: ¡DESCONFÍA! Lo que tardes en aprobar unas oposiciones o que no las apruebes nunca va a depender en una gran parte de ti, pero hay otra parte que no dependerá de ti pero que estará ahí: la suerte, el contexto económico y social, la coyuntura económica de las administraciones  (que hacen que salgan más o menos plazas o que se convoque con mayor o menor periodicidad).

Hay cosas que los opositores no pueden controlar, y entre ellas se encuentra el hecho de que se convoquen o no las plazas o que su número sea grande o pequeño. Por ello, a la hora de elegir oposición te recomendamos echar la vista atrás y ver qué ha pasado con esa oposición anteriormente, ¿cuándo fue la ultima convocatoria?, ¿y la anterior?,¿cuántas plazas convocaron en las anteriores ocasiones?, ¿qué plazos hubo entre las convocatorias y los exámenes?, ¿qué tipo de pruebas exigieron?, ¿cómo fue el temario?, ¿es asequible para mí?.  Con toda esta información valora si estás dispuesto a correr el riesgo de perder parte de tu tiempo y de tu dinero en ello. Piensa que muchas de las personas que verás el día del examen han ido «a probar suerte». Estas personas no deben darte miedo. No son competidores. La suerte existe pero los milagros, al menos en este caso, NO.

Quien no se esfuerza, trabaja duro, estudia y pone empeño y dedicación no aprueba una oposición.

Está claro que, por sus aptitudes y capacidades, unas personas van a necesitar menos tiempo e incluso menos esfuerzo que otras (afortunados ellos), pero solo con suerte no se consigue. ¿Estás dispuesto a poner todo de tu parte? ¿Tienes tiempo para ello? La preparación de algunas oposiciones es totalmente compaginable con otras actividades laborales o familiares, pero en otras, para tener éxito, deberás volcarte con exclusividad. ¿Cuentas con el respaldo económico que necesitas?

Cómo preparo una oposición consejos
Cómo preparo una oposición consejos

¿Empiezo por una escala inferior a la que podría presentarme con mi titulación? 

Esta puede ser un arma de doble filo, así que cuidado. Por un lado el proceso selectivo puede ser más fácil en cuento a las pruebas y temario a estudiar, pero el número de competidores va a ser mucho mayor. Por otro lado, si te presentas al nivel para el que estás preparado acorde a tu titulación, es muy probable que estés más equiparado al resto de competidores en cuanto a conocimientos, pero el número de competidores será menor, por lo que las posibilidades de éxito serán mayores.

¿Puedo preparar solo unas oposiciones o busco ayuda?

Pues depende. Depende de ti y depende del tipo de oposición a la que te quieras presentar. Internet ofrece multitud de recursos para ayudar a los opositores. Si has llegado hasta aquí es porque has sabido buscarlos y has dado con uno de esos recursos que pueden ayudarte a preparar unas oposiciones por tu cuenta. Debes tener cuidado: la red es peligrosa. Debes visitar siempre páginas fiables, que ofrezcan información actualizada y veraz, gestionada por profesionales que conozcan de lo que hablan. Si buscas temas en internet para preparar unas oposiciones puedes encontrar multitud de cosas pero… ¿Están actualizados? ¿Contienen errores? ¿Son de fiar?

Si por ejemplo, encuentras un tema que alguien hizo para una convocatoria de hace 3 años, ese tema hace 3 años podía estar perfecto, pero hoy, podría estar totalmente obsoleto. Debes tener cuidado con ello, sobretodo con los temas de legislación, que son especialmente cambiantes. Consulta siempre páginas como esta, www.buscopreparador.com, que te ofrezcan la información siempre actualizada.

Y si necesitas ayuda, desde Buscopreparador.com te aconsejamos, desde nuestra experiencia personal y profesional, la que consideramos la mejor opción para tener éxito y obtener una plaza de funcionario y es contactar con un buen preparador de oposiciones o un entrenador para las pruebas físicas.  Nosotros defendemos esta idea y desde aquí esperamos ayudarte.

¿Puedes cambiar de residencia en caso de aprobar una oposición en otra ciudad?

Hay oposiciones de diferentes tipos: nacionales, autonómicas, locales… Si te presentas a una oposición nacional o incluso autonómica es muy probable que tengas que cambiar de residencia durante una buena temporada por lo que si no es una opción para ti te recomendamos las de tipo local. En caso de mantener la residencia habitual, hay que valorar los gastos y horas de trayecto, ya que en muchas ocasiones resulta más rentable alquilar una vivienda por unos meses, aunque los kilómetros no sean excesivos.

Antes de decidir nada, te recomendamos hacerte a ti mismo todas estas preguntas ya que te servirán para analizar tu situación personal, que dependerá de tu motivación personal, del tiempo que dispongas, del tiempo y esfuerzo y dinero que estés dispuesto a dar a la preparación de unas oposiciones.