Experiencia de Raquel como Estudiante de Oposiciones


maestra

Me llamo Raquel y aquí os cuento mi experiencia como estudiante de oposiciones. Espero que os ayude en algo si vosotros estáis comenzando a preparar una oposición. Al terminar la carrera de magisterio no tenía muy claro qué hacer, opositar o buscar trabajo en algún colegio privado. Me decidí por opositar. Como estaba un poco perdida, entré en una academia para prepararme. Esto me vino bien para informarme de cómo es el proceso de oposiciones pero me decepcionó un poco respecto al temario. El temario lo fui completando con ayuda de otras compañeras. Utilizamos mucha bibliografía e internet, pero fue un trabajo pesado. La verdad es que ninguna aprobamos a la primera, pero el temario nos sirvió de experiencia.

Para la siguiente convocatoria buscamos entre todas las amigas un preparador personal que nos preparara a las tres amigas a la vez. Gracias a otra amiga que había aprobado con este sistema en la anterior convocatoria nos puso en contacto y empezamos a estudiar esta vez más en serio con un preparador personal. Él nos preparó un planing personal que teníamos que ir cumpliendo semana a semana. Nos proporcionó el material de estudio que necesitábamos y también la legislación totalmente actualizada. Cada una de nosotras nos preparábamos una especialidad distinta, mis amigas eran una de la especialidad de música, otra de infantil y yo de primaria, así que no competíamos entre nosotras. Al formar el mismo grupo con el preparador, llevábamos el mismo ritmo de estudio y teníamos la confianza de poder apoyarnos las unas en las otras cuando flaqueábamos. Por que preparar una oposición es muy duro y si vas tu sólo por libre aún más. Os recomiendo hacer un grupo de estudio y sobre todo dejaros guiar por un preparador personal que además de ser vuestro tutor, os apoyará moralmente. Y eso es algo que se agradece muchísimo porque hay momentos en los que te dan ganas de tirar la toalla.

maestra

 

Después de varios meses de estudio, llegó la fecha de examen y para nuestra alegría aprobamos el examen y la programación didáctica también. En mi caso aprobé aunque me quedé sin plaza, pero no he dejado de trabajar desde entonces y ya hace 2 años. Este año vuelvo a presentarme y estoy segura que entre los puntos que llevo acumulados y el la nota estupenda que sacaré del examen conseguiré plaza fija en la ciudad que yo quiero. Además, este año he sacado tiempo y he vuelto con mi preparador personal. Como ahora tengo más experiencia me agobio menos y no me cuesta tanto esfuerzo estudiar como la primera vez que me presenté a una oposición y también he aprendido a controlar los nervios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*